top of page

¡MÉXICO LINDO Y QUERIDO!

Bienvenidas y bienvenidos, casi 7 meses después por fin tomé el impulso de escribir acerca de mi viaje a México. Comencemos por el "disclaimer" con que también escribí acerca del viaje a Perú, y es que recuerdes que todo en la vida es subjetivo, eso quiere decir que, yo no te estoy dando el mejor plan de viaje con toda la mejor información, te estoy dando el plan y la información según mi vivencia, así que comencemos:


México es un país que siempre quise conocer, su gastronomía, su cultura, su gente, sus artesanías, sus colores, sus lugares, mientras escribo esto pienso “no sé porque tardé tanto en visitarlo”, sin embargo, con certeza sé que la vida tenía su momento perfecto, descubrirán más adelante el por qué.


Una pregunta común ¿viajaron con alguna agencia? La respuesta es no, mi amiga Juliana y yo lo organizamos por nuestra cuenta, preguntamos por Instagram, vimos y leímos muchos vídeos e información de viajeros para elegir esos destinos que queríamos visitar, debo confesar que, aunque somos muy buenas planeadoras de viajes, en este siento que no lo hicimos tan bien, a pesar de que le invertimos mucho tiempo, cometimos ciertos errores que por supuesto les contaré para que a la hora de programar su viaje los tengan presente.


¿En qué época viajamos? Nosotras viajamos a México el día 22 de octubre y nuestro regreso fue el 8 de noviembre 2023, estuvo largo, lo sabemos, toma de aquí lo mejor para que según tu tiempo y tu presupuesto diseñes el viaje a tu medida. La razón de viajar en esta época era que queríamos vivir el tradicional día de los muertos que se celebra en muchos lugares de este país el 1 y 2 de noviembre, fue MÁGICO y para mí con un significado especial. ¿Recuerdas que hace unas líneas mencioné que la vida me había puesto allí en el momento perfecto? Mambo, uno de mis gatos se fue de este plano terrenal el 1 de noviembre de 2022, ese día viví en mi casa el día de los muertos, lo despedí con flores, agua, cristales, velas y mucho amor, así que prometí que estaría el siguiente año honrado su vida, su muerte, mi vida y la muerte de una versión de mi vida (mucha tela para cortar que acá no cortaremos) en ese destino que tanto me llamaba hace un tiempo.


Volviendo al tema, ¿Cuál es la mejor época para viajar? Para nosotras muy cerca de las fechas de esta tradicional celebración, casi que todos los lugares, por lo menos los que nosotras visitamos, están decorados más colorido de lo habitual, con flores, catrinas y sus tradicionales altares. Como dato curioso tengo una amiga que viajó en enero de este año y dice que no le gustó, que muy “normal”, ya sabemos que para “los gustos los colores” y por eso reitero, que puede ser probable que nos haya gustado tanto por todo lo alusivo a esta tradición.


¿Qué tal el clima? ¿Qué ropa llevar? Soy muy práctica con las respuestas y aquí no será la excepción, y voy a decir el tan querido y odiado: DEPENDE, infórmate como es habitualmente el clima en la temporada que vas a viajar, eso te ayudará a tener una guía para que sepas que llevar, y no peques por confiada o confiado, en la época actual y en nuestros países tropicales es normal que el clima cambié fácilmente, así que, aunque leas que el clima este fresco, cálido o caliente llévate una chaqueta. Ten además presente que el clima en un mismo día puede variar y que entre ciudades o pueblos, también. En CDMX tiende a bajar la temperatura de noche, a ponerse más fría, en algunos pueblos también lo sentimos, así que “soldado advertido no muere en guerra” como dice un refrán. Usa zapatos cómodos, es un viaje para moverte y caminar mucho. Aquí copié y pegué un tip del viaje de Perú y de todos los viajes: procura crear tus outfits antes del viaje para que te lleves solo lo que usarás (bueno y algunas cosas de repuesto por si las...), lleva ropa básica, pantalones, jeans, blusas y camisas que puedas combinar entre sí, con las que crees looks en los que puedas repetir prendas llevándolas de manera diferente.


¿Con qué presupuesto viajar? Una pregunta que no me gusta mucho contestar, porque al igual que la anterior: DEPENDE única y exclusivamente de ti, de las experiencias que te imaginas vivir, de los lugares que quieres visitar, de donde quieres comer, de cuantos días te vas a quedar, de en dónde y cómo quieres dormir, de en qué te quieres transportar, de en qué temporada vas a viajar, y para esto último he de contarte que la temporada para el día de muertos es una de las temporadas más costosas para viajar a México. ¿Qué te recomiendo? Destina tu presupuesto y según esto comienza a crear tu viaje, reserva con tiempo sobre todo si quieres viajar en la época que lo hicimos nosotras porque como te mencioné es la época donde más gente está viajando hacia allí, entonces, no solo los precios son más altos, sino que, además todo está más lleno y es menos fácil conseguir buenos lugares para quedarse. Nosotras durante unos meses, nos reuníamos, íbamos creando nuestro itinerario ideal según los días que teníamos para viajar y en una tabla de Excel empezamos a ir sumando los gastos "estimados": tiquetes, hoteles, tours, etc.


¿Requisitos para ingresar a México? Dicen que entrar a este país es complejo y que devuelven a muchas personas por ser paso hacia Estados Unidos, dicen que quien tiene visa americana entra más facil, y no sabemos que de eso es cierto, pues nuestra experiencia fue muy buena, un ingreso ágil y sencillo, eso sí, íbamos muy preparadas con todos los documentos de reservas impresas, tiquete de regreso comprado e impreso y además el formulario para entrada al país diligenciado, aquí te dejo el link https://www.inm.gob.mx/spublic/portal/inmex.html, llénalo desde antes de viajar, hazlo fácil para ti y también para ellos, es un formulario largo en el que piden mucha información.


Itinerario:

- 22 de octubre: Volamos por Copa Airlines: Medellín - Panamá – CDMX. Nos estrenamos gastronómicamente en la “Taquería Orinoco”, muy recomendada y hay muchas en toda la ciudad. Caminamos por La Condesa que es la zona donde estuvimos hospedadas, se las super recomiendo, muy bonita, segura, muchos árboles, tiendas hermosas, cafés y restaurantes.  Luego nos fuimos para el paseo de la reforma con tan buena suerte que presenciamos un desfile enorme de día de muertos: catrinas, carros enchulados, muchos cempasúchiles, bandas, ríos de personas y mucho pan de muerto, es tradicional en muchos lugares de este país en esta época, el callejero fue el más rico que nos comimos en todo el viaje, ninguno más pudo superarlo. Y finalizamos el día cenando en un restaurante super top, que les quedaré debiendo el nombre porque no lo recuerdo.


- 23 de octubre: Viajamos a Teotihuacan que esta aproximadamente a 1 hora y 30 minutos de CDMX, hay que madrugarle al cuento porque el carro nos recogió a las 5:30 am y no en donde estábamos hospedadas, allí fuimos especialmente a montar en globo y les cuento que ha sido una de las experiencias más lindas de mi vida, vimos el amanecer desde el globo, el sol, las pirámides y muchos más globos, literalmente una postal. Después de eso nos fuimos a ver las ruinas de Teotihuacan, para ahorrarles la búsqueda nosotras compramos todo con ellos https://www.instagram.com/globo.tetris/, el viaje en globo y la visita a las ruinas. A nosotros el tema de los tours no nos gusta mucho por aquello de las visitas a las tiendas para que compres o a demostraciones de cosas que no estamos interesadas en ver, pero era la mejor opción para ir a hacer las dos cosas que queríamos hacer allí. Nosotras no nos devolvimos con el grupo ya que queríamos conocer un restaurante que se llama La Gruta https://lagruta.mx/, el lugar es hermoso, la atención super, la comida deli, eso sí, volver a llegar a CDMX es por tu cuenta, es lejos y generalmente costoso. Como a nosotras nos gusta hacer rendir los días, de regreso y porque quedaba en la ruta fuimos a visitar La Basílica de Guadalupe, allí se visita la basílica, otras iglesias que hay alrededor y el cerro Tepeyac que es el lugar donde la virgen de Guadalupe se le apareció a Juan Diego. ¿Recuerdan que dije que cometimos algunos errores en la planeación? Acá va el primero, el horario, sí señoras y señores, todo allí es hasta las 6:00 pm, así que nos quedamos sin ir al cerro, eso sí, la basílica sí la logramos. Por último, fuimos a comer churros a la “Churrería El Moro”, para nosotros un infaltable si vas a México.


- 24 de octubre: A desayunar en nuestro sitio oficial de desayunos y otros en CDMX, “Peltre Lonchería”, quedaba al frente de donde nos estábamos hospedando, un menú super variado y el horario perfecto para dos personas que le suman horas al día (abrían muy am y cerraban muy pm). Salimos para Xochimilco que es más o menos a 1 hora y 30 minutos de CDMX, allí fuimos a pasear en trajineras, esas embarcaciones coloridas que van por un lago o canal, y atención pues que aquí viene varios datos importantes: el primero es que pidan que los lleven al Embarcadero Nativitas, es el menos conocido según lo que leímos, en el camino van a aparecer personas en moto o bicicleta, les van a decir que ese embarcadero está cerrado, que no vayan, que ellos son de la alcaldía, son muy insistentes y aparecen varios, digan que gracias y sigan su camino hacia Nativitas, es un engaño para llevarte hacia donde ellos quieran y cobrarte lo que ellos quieran. El segundo dato es que un viaje en trajinera vale 600 pesos mexicanos TODA la embarcación por hora, vayan 1 o 10, pagamos una trajinera para nosotras 2, íbamos solas y nos pareció muy lindo, ahí van a encontrar otras trajineras en las que venden comida local y por supuesto mariachis que venden canciones, cobran 100 pesos mexicanos por canción y de verdad páguenlos, vivan la experiencia completa del lugar. Luego de allí salimos para Coyoacán al “Museo de Frida Kahlo”, es muy lindo y es un infaltable también en este país. Planeen bien la ida ya que no abre los lunes, es necesario que compren las entradas con tiempo, no venden entradas en taquilla, se compra cada entrada por 320 pesos mexicanos y es a una hora exacta, debes estar antes porque afuera te enfilan según la hora, sino llegas pierdes la entrada, el tiempo y el dinero, no se permite nada de comida así que evítalo también, si llevas cámara o estabilizadores debes pagar por usarlos, o dejarlos en unos casilleros que tienen allí. Y como hay que comer, entonces a buscar almuerzo, nos recomendaron “La plaza Coyoacán” allí comimos en “Tostadas Coyoacán”, un lugar amarillo con rojo que ocupa 4 esquinas de la plaza, muy concurrido por locales y turistas de todas partes, como su nombre lo indica solo venden tostadas y hay 16 diferentes, así que hay de dónde escoger, allí pedimos un guacamole porque yo tenía el antojo de la vida y ellos son tan queridos que se trajeron uno de otro restaurante tal cual me lo soñaba, así que les dejo el dato. Y pues ya en la plaza, a caminar, ver y comprar artesanías y variedades que tanto amamos Juli y yo. Terminamos el día haciendo un recorrido rápido en carro por Coyoacán, fuimos a la Plaza Hidalgo y la Parroquia San Juan Bautista, por último, a cenar allí mismo donde desayunamos y a descansar.


- 25 de octubre: En la mañana visitamos el “Museo Nacional de Antropología”, yo no soy muy turista de museos, pero en todo lo que leímos vimos que decían que era un infaltable así que allá estuvimos, ve, mucho que ver, tanta historia, tanto que desconocemos. La entrada vale 95 pesos mexicanos y tampoco abre los lunes. Luego salimos al “Mercado de Artesanías La Ciudadela” y si eres son como Juli y yo, pues allá te vas a enloquecer, mucho que ver, mucho que comprar, te recomiendo que si ves algo que les guste lo compres, muchas veces pasa que pensamos “seguro más adelante o en otro lugar lo encuentro y no mi ciela”, comimos en un restaurante deli allí mismo que también es reconocido, queda en una esquina, pero ese sí, ni idea el nombre. De allí salimos a conocer el “Palacio de Bellas Artes”, no entramos, solo lo vimos desde afuera, así como también la “Torre Latinoamericana”, fuimos a Sears que es al frente, en el último piso hay un café en donde te puedes sentar y deleitarte con la vista tan hermosa, aprovecha y te tomas una foto bien linda desde allí. Luego a caminar por una calle peatonal que se llama “Madero”, esta linda, hay tiendas, donde comer, también un lugar que es reconocido llamado “La Casa de los Azulejos” que ahora es una tienda y la calle finaliza en la plaza el “Palacio Nacional”, allí también está la “Catedral Metropolitana”.


- 26 de octubre: Teníamos pensado ir a Puebla, pero abortamos misión, preferimos quedarnos en CDMX. Cambiamos de desayunadero y nos fuimos a conocer un lugar que lo quiero en Colombia, que cosa tan hermosa, se llama “Carfebrería El Péndulo”: Libros, café, plantas, lugar perfectamente decorado y buena comida. De allí salimos hacía el “Castillo de Chapultepec”, la entrada vale 90 pesos mexicanos y la compramos en taquilla, el lugar es hermoso, la vista preciosa, mucha historia también a conocer. Seguimos de turistas y fuimos al “Ángel de la Independencia” ese ángel famoso dorado que vemos en casi todo lo que se refiere a este país. ¿Qué turistas van la “Plaza Garibaldi” a la 1:00 pm? ¡Nosotras! Ojo al dato, no quiere decir que sea cierto, nos advirtieron mucho no ir allí en la noche y no ir solas porque puede ser peligroso, así que éramos junto a un caleño que conocimos allí las únicas turistas, por supuesto contratamos mariachis, también cobran por canción y ya no recuerdo cuando valía cada canción. Seguimos a conocer el letreo también famoso que dice “México mi amor”, como dato curioso no es un restaurante, es un muro externo de una joyería que se llama TANE, como buen turista pues fuimos por la famosa foto, pero se puede obviar. Finalizamos conociendo también por fuera del Museo de Soumaya, ya saben cómo soy, los museos no son mi fuerte, prefiero otras experiencias, dicen que es muy lindo, así que si ustedes son de museos pues son datos y hay que darlos.


- 27 de octubre: Este día ya salimos de CDMX con destino San Miguel de Allende, viajamos en bus y he de decir, demasiado cómodo y tranquilo el viaje, aquí otra nota y es que para conocer los llamados “Pueblos mágicos” recomiendan alquilar carro, pero también nos dijeron que no lo hiciéramos, que dos mujeres solas eran muy vulnerables en las carreteras, así que bueno, “mujer prevenida vale por dos” como dice un refrán. Llegamos allí y a conocer, que lugar tan hermoso, para mi uno de los más lindos del viaje, no por nada fue nombrado Patrimonio Mundial por la Unesco; almorzamos en un restaurante llamado Momma Restaurante, fuimos al rooftop de Selina y entramos a cuanta tienda de artesanías vimos, por la tarde fuimos a un café que no recuerdo el nombre en un rooftop para ver el atardecer, luego a cenar en otro lugar que tampoco recuerdo el nombre y descansar. Hay muchos restaurantes, cafés, tiendas, así que sientan libertad de elegir más allá de solo lo mencionado aquí, los rooftops son muy top allí porque la vista es muy linda.

 

- 28 de octubre: Día oficial de turismo en San Miguel de Allende, y aquí les dejo todos los sitios, eso sí, desde mi perspectiva no es tan grande para conocer, pero si deciden recórrelo, buenas caminadas les esperan. Templo de la concepción, Parroquia San Miguel Arcángel, Plaza el jardín, Oratorio San Felipe Neri, Calle Cuna de Allende, Templo de San Francisco, Templo de la Salud, Mercado Ignacio Ramírez (fondas), Mercado de Artesanías, Mirador de San Miguel, Callejón del chorro Calle Aldama. Con estos datos crean la ruta, aquí no están en un orden especifico. Almorzamos en Baja Fish taquito, tomamos margarita en el Mirador de San Miguel de Allende, todo el día caminamos y cenamos en un restaurante italiano que no recuerdo el nombre, acabo de darme cuenta que no recuerdo muchos nombres, pero no es que no los recuerde, es que ni siquiera sé cómo se llaman porque solo entraba a lo que quería, comer o beber algo.


- 29 de octubre: Alerta intoxicación o la maldición de Moctezuma que llaman, básicamente es algo estomacal que le da a muchos  turistas por la comida y el agua de este país, no es más que diarrea y vomito (jajaja ya me río, pero casi me muero) y bueno ahí el viaje cambió, madrugamos a Guanajuato, yo alcancé a llegar, a vomitar en el bus, a vomitar en al atrio de una iglesia (jajaja) a comprar un suero y a devolverme, yo no podía ni estar parada, Juli se quedó conociendo el lugar, yo no tengo referencias que contarles pero les voy a dejar la lista que habíamos hecho para visitar: Plaza Allende, Templo San Francisco, Callejón del potrero y del calvario, Teatro Juárez , Mirador de Pípila,  Basílica nuestra señora de Guanajuato, Universidad de Guanajuato, Plazuela San Fernando Callejón del beso, Mercado Hidalgo y las callejoneadas de Guanajuato, esto es muy famoso allí y son de noche, caminando, escuchando música, dicen que son muy especiales. Juli tampoco las hizo porque aquí cometimos otro error, como no sabíamos que era de noche nosotros nos quedamos a dormir en San Miguel de Allende varias noches, entonces viajábamos de allí a los otros lugares, yo no lo recomendaría así, te recomiendo que elijas dormir en cada uno de los pueblos/ciudades que deseen visitar por varias razones: menos tiempo de viaje entre un lugar y otro, recomiendan no viajar de noche en los buses entonces hay que regresar temprano sacrificando tiempo en los lugares y bueno, poder disfrutar de las experiencias nocturnas que ofrecen los diferentes destinos.


- 30 de octubre: Ya mejor pero no en mi 100%. Tuve atención médica telefónica desde Colombia y pedí los medicamentos por Rappi, que afortunadamente me funcionó allá, debo recomendar que lleven Enterogermina, sino es por eso no sé cómo hubiéramos hecho Juli y yo (ella también tuvo temas gastrointestinales). Ahora sí, a seguir viajando, esta vez desde San Miguel de Allende a Querétaro de nuevo en bus, yo no recuerdo ni lo que vi y acá les dejo la lista: Acueducto, Templo Santa Rosa de Viterbo, Templo de la Cruz, Centro histórico, Fuente de Neptuno, Templo San Francisco Andador Libertad, allí hay un lugar turístico que se llama Peña Bernal, no fuimos por dos temas: primer mi salud, segundo porque nos regresábamos a San Miguel temprano entonces por tiempos no nos daba tampoco, por eso reitero la recomendación de dormir en cada lugar que vayan a estar. El único lugar para comer que conocimos allí fue “Maniática”, un rooftoop lindo, nos tomamos un caldo delicioso, yo porque no podía con más y Juli porque ama los caldos.


- 31 de octubre: Salimos a Morelia, este día fue más de descanso hasta la noche, nos encontramos con una amiga mexicana que conocimos en Perú y vive en esta ciudad y nos fuimos a conocerla un poco, y de nuevo altares, catrinas, flores, pan de muerto y mucha gente en la calle, presenciamos un desfile larguísimo de motos poco agradable, mucho ruido, muchos disfraces como de película de terror americana, estaba más enfocado en Halloween que en su tradición. El mayor atractivo es el centro histórico, calles con muchas iglesias coloniales, palacios y mansiones


- 1 de noviembre: ¡Y ahora sí, a lo que vinimos! Cuando le preguntamos a nuestra amiga mexicana Samy que cual era el mejor lugar para vivenciar el día de muertos nos mencionó a Pátzcuaro como uno de ellos, si quieres saber los otros realicen la búsqueda y elijan ustedes. En la mañana salimos hacia este destino, queda a 45 minutos aproximadamente de Morelia y el viaje fue en el carro de nuestra amiga, almorzamos allí y lo recorrimos de día, sus calles son empedraras y empinadas llenas de gente y artesanías, compramos las famosas coronas de flores para esa noche, eso sí, la compramos de flores naturales y fueron un accesorio fundamental para las fotos tan hermosas que tomamos. Atención que acá viene mucha información, nos quedamos en la casa de un conocido de ella, desde abril (casi 7 meses antes) que comenzamos a buscar no encontramos hospedaje en este lugar ni cerca, lo que había era muy malo y muy costoso, es que de verdad es uno de los lugares más reconocidos para ir a pasar estas fechas, así que la primera recomendación es que con esta información busquen con mucho tiempo de anticipación, otra opción  es que se queden en Morelia y contraten un tour que los lleve a este lugar, les haga el recorrido y los regresen a Morelia, lo hacen esa noche y regresan de madrugada, es lo que mucha gente hace, durante toda la noche se ven buses, mini vans y ríos de gente, no tengo ningún dato sobre tours porque nuestra amiga fue nuestra guía, seguro en internet seguro encuentras muchos.


Fue un día y una noche mágicos, la experiencia de verdad es extraordinaria, eso sí, la jornada es larga, salimos a las 5 pm para comenzar el recorrido y estuvimos de regreso a las 5 de la mañana, yo literal me quedaba dormida parada, así que yo te recomiendo descansar esa tarde antes de salir (cosa que nosotros no hicimos). Teníamos pensado maquillarnos de catrinas y una vez allí entendimos que no es un “festival, carnaval o fiesta” sino algo con mucho más fondo, eso no quiere decir que tu no lo puedas hacer, hazlo si así te lo sueñas, hay mucha gente no solo maquillada sino caracterizada totalmente del personaje.


Como te comenté nosotros viajamos con nuestra amiga en su carro, y según entendimos los tours funcionan de la misma manera, se hace un recorrido parando en diferentes lugares, pueblos o localidades (el nombre correcto se los quedo debiendo), se visitan los panteones/cementerios y en cada uno de ellos podrás observar cómo los locales vivencian este día, para ellos es normal que los turistas estén  allí, tomando fotos y haciendo videos, yo debo confesar que me pareció algo tan íntimo (aunque hubiera ríos de gente) que a veces me sentía un tanto incómoda observando las familias, sus fotos, sus tradiciones.


Les dejo acá algunos nombres de los lugares que visitamos en el recorrido: Arocutin, Tzurumútaro, Tzintzuntzan y la Isla de Janitzio. Reitero son RÍOS DE GENTE, que están buscando llevarse la misma hermosa y confrontadora experiencia que tú, así que llénate de amor y paciencia para que vivas esto de la mejor manera posible, en algunos casos hay que bajarse de los carros y caminar porque el tráfico se detiene completamente, hazlo para que maximices el tiempo y la experiencia. ¿La ropa? Nosotras salimos de vestido, muy preparadas por que en la noche baja la temperatura así que debajo teníamos más ropa y adicional llevamos chaquetas.


La Isla de Janitzio es uno de los lugares más concurridos allí, se llega en unos botes y la fila para abordarlos puede ser, según dicen, hasta de 3 horas. Generalmente los turistas comienzan el recorrido allí, nosotros ya con esta información decidimos hacerlo al revés, comenzar por los otros lugares y terminar en este, efectivamente a las 3:00 am que llegamos allí no había tanta gente, así que comprar el boleto y subirnos al bote fue fácil, lo difícil fue mantenernos despiertas (jajajaj). El trayecto a la isla es de 40 minutos aproximadamente, nosotros llegamos y vimos una fila enorme para entrar al panteón, así que ni nos bajamos del bote, ni pisamos la isla, ya habíamos vivido lo que queríamos, y hacer la fila a esa hora, en ese frío no nos pareció.


¡Que magia la de este día! Se celebra el retorno transitorio a la tierra de los familiares y seres queridos fallecidos, quienes cruzan el Mictlán para estar con los mortales, les hacen altares previamente con veladoras, inciensos, sal, calaveras de dulce, pan de muerto, papel picado, flores de cempasúchil y objetos personales, son ofrendas cada una de ellas con un significado tan diferente como mágico y de los cementerios/panteones ni hablar, ofrendas similares y familias reunidas para celebrar junto a las almas que cruzan el portal durante esos días.  Amé ver el tema de la muerte con otros ojos, amé ver las tradiciones antiguas mezcladas con unas más actuales y temas religiosos, amé ver la unicidad y diversidad al mismo tiempo. Ruido y solemnidad, bandas, mariachis, ave marías, padres nuestros, caras maquilladas, sonrisas, licor, comida, baile, flores, velas, mensajes, personas de todas las edades, mascotas. De solo escribirlo me lleno de emoción, se me estremece el cuerpo y se me derriten los ojos. Tal cual como la película Coco: Nunca morimos de verdad. Seguimos vivos a través de los recuerdos y corazones de nuestros seres queridos.


- 2 de noviembre: Regresamos a Morelia con nuestra amiga, estábamos exhaustas así que un recorrido corto al centro en la noche para ver que había en las calles, luego a descansar y dormir.


- 3 de noviembre: Y ahora sí con toda la energía de nuevo, nos fuimos a desayunar unos huevos benedictinos deliciosos, no comimos mucha comida mexicana la verdad, después de la maldición quedamos sin ganas y ya todo era más internacional. Nos quedamos en un hotel que se llama Cantera Real, muy bien ubicado y muy lindo. Fuimos a: La Catedral, La Plaza de Armas, El Callejón del Romance y el acueducto. Este día volamos a Cancún, el almuerzo fue en el único restaurante del aeropuerto de Morelia, el vuelo se retrasó mucho así que solo estuvimos allí y llegamos muy tarde a nuestro destino.


- 4 de noviembre: Buenos días lluvioso Cancún, muy madrugadas para un tour de ir a conocer algunos cenotes e ir a Chichén Itzá, este último yo ya lo conocía, pero Juli no, así que repetí, nosotras negociamos muy bien nuestros destinos. Aquí reitero, los tours no son lo nuestro, ni les voy a dejar la recomendación de la agencia porque no nos fue bien, era una exageración en numero de personas, un recorrido larguísimo para recoger a todos los viajeros, los señores no muy buena onda. Los cenotes son una cosa muy hermosaaaaaaa de la naturaleza, eso sí, fríos como ellos solos, mis expectativas estaban altas por las fotos que nos había mostrado, inserte aquí: mis ahorros (jajaja), no por la parte de naturaleza, a esa me le inclino para decir WOW no paras de sorprenderme, sino por la parte turística. Chichén Itzá creo que también tenía más gente de la que recordaba, eso sí, es hermoso esto allí, me hago la misma reflexión siempre que veo este tipo de cosas hechas por otras civilizaciones “¿Quiénes son los civilizados? ¿Nosotros? ¡Ellos! Arquitectos, astrónomos, agrónomos, guerreros, artesanos, sabios, sanadores y tanto más.  Llegamos tardísimo, exhaustas a descansar.

 

- 5 de noviembre: Uno de los momentos más esperados del viaje, por fin unos días para descansar antes de regresar. ¡Vamos a Holbox! Nos fuimos de Cancún a Chiquilá que es el lugar donde se toma el ferry en taxi, si mal no recuerdo cada trayecto valía 125 dólares y son casi 2 horas de viaje, les dejo este dato por si llegan a necesitarlo, quien nos llevó se llama Eusebio y su número es +52 998 401 0527. Allí hay varias empresas de ferry, unas que salen cada 30 minutos y otras cada 60 minutos, cada trayecto en ferry vale aproximadamente 300 pesos mexicanos para los turistas. Una vez llegas a Holbox el transporte es en polaris (unos carros como de golf), en bicicleta o caminando. Dicen que es uno de los lugares mas lindos a visitar y sin ánimo de quejarme, pues, no nos fue tan bien con este destino, llegamos en tiempo de una tormenta entonces estaba todo muy inundado, lleno se sargazo y el olor de este cuando se empieza a descomponer es horrible. A medida que fueron pasando los días el clima fue mejorando, y la experiencia también, el mar de este lugar mejor dicho es un SUEÑO, hay lugares lindos a visitar, sin embargo, me quedo con el sin sabor de como los humanos explotamos estos lugares económicamente y poco los cuidamos, basura, mugre, muy poca consciencia ambiental… Es un lugar costoso, si lo desean visitar revisen bien temas de clima y cuando es el mejor momento. El hotel donde nos quedamos se llama Spirit Holbox, tenía la playa a muy pocos metros, era casi de lo último que quedaba disponible en la isla y estaba como a 20 minutos caminando de los lugares más concurridos. Hay hoteles que no tienen nada de playa así que revisen este tema, también hay hoteles donde pagas pasa día para poder estar en sus instalaciones, esto también puede ser buen negocio. Cuando ves fotos de Holbox ves flamencos rosados hermosos y cuando preguntábamos los locales se reían “Ummm eso hace años, ahora no”, si los ves pues que buena suerte tienes. Recórrete esa isla de punta a punta, es posible y vas a descubrir tesoros de la naturaleza hermosos y lugares tranquilos. Los atardeceres acá se llevan mi corazón. Típico del lugar: Las marquesitas, es un postre, no se lo pierdan. Aquí descubrimos un restaurante demasiado rico, se llama La Cabane y un espacio es de comida mexicana y el otro de pizzas. Casi lo olvido, no se pueden ir sin probar la pizza de langosta, hay un lugar muy famoso allí que se llama Roots.


Datos importantes:

- Entradas Museo Frida Kahlo: https://www.museofridakahlo.org.mx/

- Museo Nacional de Antropología https://mna.inah.gob.mx/informacion_general.php

- Bus a San Miguel de Allende, Guanajuato y Morelia  https://www.primeraplus.com.mx/

- Bus a Querétaro https://etn.com.mx/


Hospedaje:

Casi todo el hospedaje fue en airbnb, les dejo exclusivamente los que nos gustaron:

-          Morelia Hotel Cantera Real

-          Holbox: Spirit Holbox


Otras preguntas:

¿Moneda y cambio? El cambio revísalo cerca a tu fecha de viaje, llevamos dólares y en el aeropuerto realizamos el cambio de una parte del dinero, la otra cuando íbamos requiriendo en diferentes casas de cambio.


¿Transporte en las ciudades? Usamos Uber y Didi, la verdad la experiencia fue mejor con Didi. Elegíamos siempre pagar en efectivo porque nos habían advertido que ellos reajustan la tarifa cuando el viaje se acaba, cuando ya no estás con ellos, pues lo vivimos en casi todos los viajes, les pagábamos y después llegaba cobro a la tarjeta de un excedente por alguna razón, nos pasamos a Didi y eso creo que no sucedió.


¿Hacen falta guías? Eso es muy de gustos, a mi para algunos lugares me parece super y para otros no, algunos solo los quiero ver y de otros si quiero saber más. 


¿Harías el viaje sola? ¿Recomendaciones? No, por el tema de seguridad, no porque nos haya pasado algo sino porque los locales fueron muy insistentes con el tema de seguridad para las mujeres.


¿Se necesita buen estado físico? Pues tal cual como lo hicimos es un viaje pesado, no paramos casi ningún día y sí, eso requiere que tengas una condición física que aguante, que te alimentes e hidrates bien. Usa sobre todo zapatos muy cómodos para aguantar las caminadas.  


¿Mal de altura? En CDMX lo sentí, algunos días sentía vértigo, CDMX está a 2.240 m y Medellín 1.495 m, no es grave, pero si le sumas el voltaje del viaje y a veces no descansar bien esto si cuenta.


¿Con qué tomes esas fotos tan divinas? Con el celular, un iPhone 14 Pro Max y debo decir algo, sí obvio la herramienta ayuda, pero son tus ojos los que ven el momento y es tu cámara la que capta una parte de lo que ves, una foto es la traducción de un instante que quieres guardar para siempre.


¿Qué faltó? ¿Qué te hubiera gustado hacer además de todo lo que hiciste? ¿Qué cambiarías? El tema de alquilar un carro para viajar entre los pueblos mágicos, si lo haría.


¡Disfruten muchoooo, abran los ojos del alma, estén presentes! Esto es una guía, porque uno nunca hará el mismo viaje que las otras personas por más igual que lo tenga creado, todos vemos la vida con ojos diferentes.


¡Que viva México!





 

Con amor,

Lala

612 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page