SE VENDE DISCIPLINA...

¿Qué tal el título de esta nueva entrada? Estoy segura de que si la vendieran todos la compraríamos, lamentablemente esto no sucede, pero te tengo mejores noticias: ¡la puedes entrenar!


¿Cómo haces para ser tan disciplinada? Es una pregunta que recibo casi todos los días y debo aclarar que lo soy, pero no en todo, tengo áreas de mi vida bien trabajadas y entrenadas y por el contrario, otras que requieren mejorar, esto para normalizar un poco el tema. ¿Qué me ha hecho a mí entrenar y fortalecer mi autodisciplina? Sin titubeos ha sido el deporte, pero ese será un tema de otra entrada.


No podemos entrar en materia sin antes hablar de la mejor amiga de la disciplina: la fuerza de voluntad, esta señora es la fuerza interior que nos impulsa a tomar la decisión de hacer algo; nos provee de un impulso intensamente poderoso -aunque temporal-


La disciplina es la capacidad de mantenernos firmes frente a la decisión tomada. Dicho de otra manera, con la fuerza de voluntad, tomamos la decisión; con la autodisciplina, ejecutamos.


Ambas son capacidades que se aprenden, se entrenan y se desarrollan y… Como la mayoría de cosas de la vida no se obtienen en un día, requieren de decisión, acción y repetición.


La disciplina es una semilla que sembramos y va creciendo a través de la constancia, su misión es formarnos de buenos hábitos y establecer una serie de reglas personales (acciones claras, definidas y concretas) que nos comprometan con nosotros mismos para alcanzar un ideal. El grado de disciplina que desarrollemos determina nuestra vida y a nosotros mismos pues permitirá que logremos o no las metas deseadas en cualquier ámbito y además nos dejará ver que somos capaces de lograr con una buena dosis de disciplina. "El verdadero objetivo de la disciplina se encuentra en conseguir la victoria sobre nosotros mismos"


La fuerza de voluntad y la disciplina están determinadas por nuestras creencias y recuerda, las creencias son pensamientos que se pueden cambiar. Según un estudio de la Universidad de Stanford, la cantidad de fuerza de voluntad y disciplina que tiene una persona está predeterminada por lo que concibe (cree). Si crees que tienes poca de ambas, es probable que no superes esos límites. Si no te limitas, es probable que alcances tus metas, si logras eliminar esos obstáculos subconscientes y crees que puedes conseguir lo que te propones, entonces te estarás dando el impulso adicional de motivación que necesitas para cumplir tus metas.


Para mí la palabra y acción clave es DECIDIR - ELEGIR entre lo que quiero ya y lo que quiero a largo plazo, tomamos decisiones cada segundo ¿entonces porque no tomar las que nos acerquen a nuestros objetivos? No se trata de hoy, se trata del FUTURO.


¿Cómo puedo entrenar la autodisciplina?

  • Escoge un objetivo, crea un plan y ejecútalo: El objetivo debe venir de deseos y necesidades personales y no de exigencias externas; articula el plan en pequeños objetivos más medibles y "fáciles" de conseguir y ejecuta cada pequeña acción, ¡cúmplete! El objetivo te dará motivación, la motivación te llevará a la acción y la mayoría de las veces la acción te devolverá la motivación que va disminuyendo en el camino

  • Comprende que se fortalece de manera gradual y progresiva a través de la repetición de acciones, así como un hábito, al repetir acciones nuevas tu cerebro va creando nuevos caminos neuronales hasta tenerlos fortalecidos

  • Renuncia a las distracciones, ¿si no te acerca a tus objetivos porque lo eliges?

  • Conoce aptitudes y limitaciones, es importantísimo saber quienes somos y que se nos da mejor y que no tanto

  • Entrena tu tolerancia a la frustración y al fracaso, a todos nos pasa, comprende que es un proceso y no precisamente lineal, dale cabida a los tropiezos y caídas. Quiérete, perdónate y sigue

  • Busca armonía entre fines y medios: Los fines son los propósitos que se busca lograr, los medios son los instrumentos utilizados para alcanzar los fines y propósitos. ¿Exceso de trabajo, tareas, producción, etc.? No ¿Exceso de todo lo contrario? Tampoco. ¡Busca el balance siempre!


Y ahora que sabes todo esto ¿Cuándo comienzas a entrenar tu disciplina? ¿Cuál es la vida, la salud, la mente, el cuerpo, los sueños qué están a una dosis de disciplina de distancia? Ten presente que tu vida es la suma de pequeñas pequeñas decisiones y acciones diarias.


"Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad" - Albert Einstein.


Dedicado al hermoso grupo de "Plenitud" @SerParaHacer, deseo que cada una tenga la fuerza de voluntad, la disciplina y el amor para hacer sus sueños realidad.

 

Con amor,

Lala

1063 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo

La lengua es la primera línea de defensa del sistema inmunológico. Es un órgano de vital importancia en la salud bucal...

Hablemos un poco de mí, aunque a estas alturas, si estás por aquí seguro ya sabrás que me llamo Laura y me dicen Lala, que he vivido...